lunes, 5 de enero de 2009

EL CONOCIMIENTO DE UNO MISMO


“EL CONOCIMIENTO DE UNO MISMO”


En este artículo pretendo acercarles un poco, si ustedes están dispuestos, a una circunstancia, que cada vez es más frecuente y cotidiana en las vidas de todos nosotros.

Se trata de “el conocimiento de uno mismo”, ahora está de moda, las personas quieren saber ¿Cómo son?, ¿Qué les ocurre?, ¿Por qué se sienten mal?, y acuden a las citas y consultas de Salud Mental buscando respuestas.

Pero ¿Creen qué realmente buscan eso?, me permito la licencia de preguntarles, ¿Ustedes quieren saber?, ¿Están dispuestos a ello?, aunque sé que es mucho pedir, deténganse unos segundos en la lectura y reflexionen, ¿Cómo soy yo?


Como profesional de la Salud Mental, diariamente atiendo (o al menos eso intento) a personas que acuden por las más variadas motivaciones, con circunstancias adversas insuperables en ocasiones, personas cuyos niveles de angustia no tienen fin, problemas y más problemas………….., pero el denominador común, en mi humilde opinión, de todas esas personas (prefiero esta denominación, en vez de la palabra paciente), es el sufrimiento.

El trabajo de un Psiquiatra se podría resumir en una frase de andar por casa, que sería algo como “hablar con gente de la propia gente”, somos “sufriólogos” y debemos ser conscientes de ello.

La entrevista psiquiátrica se podría definir como el campo de estudio de las relaciones interpersonales, se caracterizaría por la reunión de dos personas, una de ellas reconocida como experta en materia de relaciones interpersonales y la otra una persona que espera extraer algún provecho de una discusión sería con el experto sobre sus necesidades.

En nuestra sociedad de consumo, donde la tolerancia a la frustración es mínima, donde en ocasiones todo vale, donde el sentido y significado de palabras como justicia, información, libertad, independencia, sanidad se desvirtúa a veces, es fácil no pensar.

En ocasiones el camino que debemos recorrer para llegar a algún punto de claridad en nuestras vidas, es tortuoso, desagradable, incierto, neurótico, psicótico, inquietante………… ¿Estamos dispuestos a ello?, ¿Somos capaces de aceptar “nuestra propia verdad”?, ¿Existe una sola verdad?, les vuelvo a pedir que reflexionen y me ayuden a dar respuesta a estas preguntas.

De los numerosos autores que podemos encontrar en la literatura disponible sobre psicoterapia, observamos todo tipo de visiones sobre un mismo asunto, nos ilustran de las posibles génesis de la psicopatología, unos opinan sobre los defectuosos procesos de pensamiento, otros hablan de las relaciones familiares como principio del problema, otros de las experiencias tempranas, algunos de las “neuronas espejo” y de la neuroquimica cerebral, pero ¿Dónde está la génesis del problema?, complicado ¿verdad?.

Pero independientemente de la corriente de pensamiento que utilicemos, el “conocimiento de uno mismo” nos ayudará a llegar al núcleo, acercarnos a la solución, afrontar las situaciones, crecer como personas, asuntos muy interesantes y recomendables, si queremos llegar a “nuestra propia verdad”.


Cuando vemos la televisión y contemplamos impasible los asesinatos, las catástofres naturales, la prensa del corazón, el sexo desmedido, la violencia explicita, ¿Qué ocurre en nuestra psique?, ¿Por qué no podemos cambiar el canal?, estas actitudes políticamente incorrectas, ¿Por qué nos atraen?

La sociedad está vacía de valores culturales y morales según algunos autores, estamos atravesando una época donde los problemas educativos son los más graves o al menos eso publica la prensa, el consumo de drogas aumenta de forma vertiginosa en al población comprendida entre 14-24 años según datos del Ministerio de Sanidad, la segunda causa de muerte entre los jóvenes es el suicidio, el matrimonio es hoy día, la primera causa de divorcio………….. ¿A dónde vamos?, ¿Queremos saberlo?

Finalizo este conjunto de ideas con al esperanza de que hayan reflexionado conmigo, y con todos los lectores de este articulo.

Gracias por su tiempo

DR. JESUS SALOMON MARTINEZ
PSIQUIATRA

2 comentarios: